Cómo escoger cuidado infantil de calidad

En Texas, Child Care Licensing (CCL) de la Comisión de Servicios Sociales y Salud (HHSC) regula todos los programas de cuidado infantil. Es de fundamental importancia que los padres y las familias escojan programas de cuidado infantil, ya sea en centros o en hogares, que tengan licencia o estén registrados en Child Care Licensing, la división de la HHSC que supervisa el cuidado infantil en Texas. Visite el sitio web de CCL para confirmar que un programa de cuidado infantil tiene licencia o está registrado por CCL para operar en Texas.

Child Care Licensing requiere que todos los programas de cuidado infantil en el estado cumplan con normas básicas en materia de salud y seguridad, conocidas como estándares mínimos de licencia. Muchos programas de cuidado infantil, incluso proveedores certificados de Texas Rising Star, optan por exceder estos estándares mínimos de licencia a través del ofrecimiento de ambientes de aprendizaje de mayor calidad para los niños en sus programas. Esto puede incluir mayor calidad en planes de estudios, actividades del salón de clase, formación de los maestros y educación de los padres. Obtenga más información sobre los altos estándares de calidad que los proveedores certificados de Texas Rising Star alcanzan.

Seleccionar cuidado para su niño pequeño

Seleccionar un ambiente de primera infancia para su niño pequeño es una decisión importante que quizá deba tomar como padre, madre o cuidadora de un niño pequeño. Tomará la mejor decisión posible para usted y para su niño si sabe bien qué debería esperar cuando está buscando servicios. Descargue la “Guía para padres para escoger cuidado infantil”. ¡Es una lectura breve pero que vale la pena! Cuando empieza a buscar cuidado infantil, úsela para empezar su búsqueda, hacerle al plantel preguntas clave, buscar indicadores de calidad y ayudar a orientarse a lo largo del proceso.

A Parent's Guide To Choosing Quality Childcare

Sea el vocero de su niño

Recuerde que el 80% del desarrollo cerebral se produce antes de los 4 años de edad por eso es realmente importante que permanezca interesado en el cuidado de su niño o niña. Al permanecer interesado aumentará ampliamente las posibilidades de que su niño reciba el mayor nivel de cuidado posible, algo muy importante durante este periodo crítico de desarrollo cerebral. Recuerde esto cuando piense en su participación en el cuidado de su niño.

Es tan simple con ABC: Anímese a preguntar, Busque información, Cree mejoras.

Anímese a preguntar
  1. Al menos una vez por semana, pregúntele a la maestra o cuidadora de su niño cómo le está yendo y qué está pasando en el salón de clase. Intente coordinar reuniones con la maestra para mantener conversaciones más largas.
  2. Pregúntele al maestro o maestra de su niño si leyó “Little Texans. Big Futures”. No tema descargarlo y llevarle una copia para que la lea.
  3. Pregúntele a la maestra, al director o al administrador sobre la seguridad. ¿Cómo se aseguran de que su hijo está protegido? (Puede consultar el registro de licencia estatal de la mayoría de los programas en
  4. Pregunte a otros padres o cuidadoras con niños en el programa qué opinan de él. Entable algunas relaciones y trabajen juntos. Más adelante si quiere ayudar a mejorar cosas, es bueno que tenga socios.
  5. Si encuentra algún problema con el servicio o el programa, pregunte cómo se solucionará o mejorará. Obtenga un compromiso.
Busque información
  1. Si tiene algo de tiempo, pase por el programa durante el día. Es su derecho y sabrá mucho más sobre cómo funciona el programa. Cuando esté allí, almuerce con ellos, lea un libro con ellos o ayude con la hora de la siesta.
  2. Si no puede pasar por el programa durante el día, intente dejar al niño o pasar a buscarlo temprano algunos días. De este modo usted puede tener tiempo para conversar con la maestra de su niño.
  3. Ofrezca a la maestra ayuda o apoyo. Construya una alianza con la maestra/o de su hijo o hija. Considere intentar apoyar eventos especiales como salidas de estudio o festejos en el salón de clase. Si tiene tiempo para ayudar, ¡dígaselo a la maestra!
  4. Siempre hable con su hijo o hija sobre cómo fue su día en el programa, incluso con bebés. Retirarse del cuidado infantil o dejarla a usted es una gran transición para un niño. Su voz tranquilizante y su interés servirán para que se adapte y demuestra que su bienestar es importante para usted.
  5. Por supuesto que usted no puede estar siempre presente, o no necesitaría el cuidado infantil externo. Asegúrese de que usted y la maestra creen alternativas para que usted se comunique fuera del programa. Intercambien direcciones de correo electrónico o números de teléfono y asuman el compromiso de mantener comunicaciones regulares.
Cree mejoras
  1. Como hablará sobre el programa con su niño y con la maestra de su niño, se enterará de los problemas. Usted puede marcar una diferencia. Usted puede hacer un cambio. Cuando aparecen problemas o retos, deténgase a pensar en algunas soluciones y pídales algunas a la maestra, a los otros padres o al director.
  2. ¿Tiene el salón de clase todo lo que necesita? Eche un vistazo completo. ¿Los juguetes y los elementos de aprendizaje parecen limpios y nuevos? ¿Hay suficientes libros? Hable con algunos otros padres. ¿Hay opciones para que todos puedan apoyar el programa de sus hijos?
  3. En Texas tenemos muchos tipos de sistemas de mejora de calidad para la educación y los cuidados en la primera infancia. Pregunte al director si el centro tiene acreditaciones, participa en algún programa de mejora de calidad o está trabajando para alcanzar algún tipo de meta de mejora de calidad. Si la respuesta es “no”, pregunte: “¿cuándo podemos empezar?” y “¿en qué puedo ayudar?”
  4. Lea “Little Texans. Big Futures”. Conozca las diferentes áreas del desarrollo infantil, cuáles habilidades su niño debería adquirir y hable con la maestra de su niño sobre cómo pueden trabajar juntas para asegurarse de que su niño reciba apoyo en el salón de clase y en el hogar.
  5. Si alguna vez observa algo que le resulta inquietante en materia de seguridad de un niño, llame al teléfono directo para abuso de Texas 1-800-252-5400