Evaluación del programa Texas Rising Star

Tipos de evaluaciones del programa de Texas Rising Star

Texas Rising Star requiere varios tipos de visitas a la instalación para evaluar y monitorear la calidad constante de los programas de cuidado infantil y aprendizaje en la primera infancia certificados por Texas Rising Star. Los programas deberían saber que durante cualquier evaluación posterior a una evaluación inicial, si las mediciones estructurales no se cumplen, el programa perderá su certificación de Texas Rising Star.

Antes de todas las evaluaciones, el personal de Texas Rising Star completará la forma de análisis adecuada. Conozca más sobre la forma de análisis.

Evaluación inicial

La Evaluación inicial es una evaluación completa de todas las mediciones de Texas Rising Star. El evaluador confirma todas las mediciones obligatorias como por ejemplo, se verifican las políticas escritas. El evaluador analiza las mediciones basadas en puntos, como por ejemplo, interacciones entre las maestras y los niños y los ambientes, en bloques de observación de una hora a una hora y media por salón de clase. Los programas no reciben la certificación solo después del análisis de las medidas estructurales (obligatorias).

Los evaluadores de Texas Rising Star analizan el programa en su totalidad con la Forma de registro de evaluación de la instalación (FARF) y cada salón de clase con la Forma de registro de evaluación del salón de clase (CARF) adecuada a la edad mediante la calificación de cada una de las mediciones específicas y correspondientes al tipo de instalación y/o grupo etario del salón de clase. Después el evaluador ingresa los puntajes de la evaluación en CLI Engage, que genera la certificación con el nivel de estrellas definitivo del programa.

CLI Engage también usa los puntajes del programa para generar informes que los mentores pueden usar para ayudar a refinar el CQIP del programa.

Instalaciones con acreditación nacional

Después de recibir los documentos para la solicitud, las instalaciones con acreditación nacional recibirán una evaluación inicial modificada, en la que el evaluador observa y califica las Categorías 2 y 4 para todos los salones de clase. Las Categorías 1 y 3 no se observan o analizan durante la evaluación inicial.

 

 

Visita de monitoreo anual

La visita de monitoreo anual (monitoreo anual) es imprevista y se puede llevar a cabo en cualquier momento pero debe realizarse antes de la fecha de aniversario anual de la fecha de inicio de la certificación de Texas Rising Star. Los programas recibirán dos visitas de monitoreo anuales durante su periodo de certificación de tres años.

El monitoreo anual imprevisto es requerido por §809.133(d)(1)—no hay un periodo de distancia de dos semanas para las visitas de monitoreo anuales y los plazos se fijan según el criterio del personal de Texas Rising Star. Antes de la visita de monitoreo anual, el evaluador también completará la Forma de análisis de Texas Rising Star que corresponda para repasar el historial de licencia de CCR reciente del programa y determinar si hubo algún impacto sobre el estatus de certificación del programa o necesidades de mentor.

Observaciones del salón de clase

El evaluador observará y analizará al 50 por ciento de los salones de clase, incluso al menos a un salón de clase por cada grupo etario, e incluirá cualquier salón de clase nuevo agregado desde la visita previa. Se priorizarán en las observaciones los salones de clase recientemente agregados y los salones de clase donde hubo cambio de maestra.

 

Capacitación y requisitos de formación para el director y personal

Durante el monitoreo anual, el evaluador repasa todos los expedientes del personal. Si, durante la visita en la instalación, el evaluador descubre que se produjo un cambio de director/a o personal de cuidado infantil y el director/a o personal actual no cumple con los requisitos del nivel de estrellas actual del programa, entonces se colocará al programa en un Acuerdo de mejoras al servicio (SIA) por seis meses para ayudar al programa a retener su nivel de estrellas actual. Además, se realizaría el mismo proceso para los programas que tuvieron recambio de personal entre las visitas. Los requisitos de formación de todo el personal nuevo se analizarán y calificarán según corresponda. Conozca más acerca de los SIA.

Resultados de la visita de monitoreo anual

Los resultados del monitoreo anual no afectarán la certificación del nivel de estrellas del programa. En cambio, los puntajes se utilizarán para desarrollar un CQIP, o un SIA, según corresponda, para ayudar al programa a mantener o aumentar su nivel de estrellas. Conozca más acerca de la mejora de la calidad.

Un monitoreo anual también puede dar como resultado la observación de mejoras significativas en la calidad de atención de un programa. En estos casos, el personal de Texas Rising Star trabajará con el director/a para determinar si una evaluación completa futura para aumentar el nivel de estrellas es adecuada o no (ver Evaluación del nivel de estrellas en esta sección).

 

Instalaciones con acreditación nacional

Los evaluadores completarán las observaciones del salón de clase como se describió. En el caso de programas con acreditación nacional, las Categorías 1 y 3 no se observan o analizan durante el monitoreo anual.

 

 

Evaluación de recertificación

La certificación de Texas Rising Star dura tres años. La Evaluación de Recertificación se producirá a más tardar a los tres años del mes de la evaluación y certificación previas de la instalación completa para cualquier programa certificado por Texas Rising Star.

Salvo en el caso de programas con acreditación nacional reconocida por la TWC, la evaluación de recertificación requiere que se evalúe el 100 por ciento de los salones de clase, se verifiquen todas las mediciones obligatorias y se califiquen todas las mediciones basadas en puntos para todas las categorías.

El nivel de estrellas de un programa antes de la Evaluación de Recertificación no afecta el resultado de la evaluación; los programas pueden perder, ganar o mantener el nivel de estrellas como un resultado de la Evaluación de recertificación.

Los programas certificados por Texas Rising Star son responsables de enviar una solicitud a Texas Rising Star, la Forma de análisis de Texas Rising Star y una autoevaluación FARF a más tardar tres meses antes del aniversario de tres años desde la fecha final de certificación de Texas Rising Star.

Instalaciones con acreditación nacional

El proceso de recertificación es ligeramente diferente para las instalaciones con acreditación nacional.

La recertificación debe producirse al final del ciclo de certificación de tres años o antes. Todos los programas con acreditación nacional deben tener una evaluación de recertificación modificada que debe producirse al final del ciclo de certificación de tres años o antes, en la que el evaluador observa y califica las Categorías 2 y 4 para todos los salones de clase. Las Categorías 1 y 3 no se observan o analizan.

 

Evaluación del nivel de estrellas

Los programas de 2 y 3 estrellas de Texas Rising Star pueden tener mejoras significativas en las mediciones de Texas Rising Star que podrían dar como resultado una certificación de nivel de estrellas más alta en el momento de revaluación. En estos casos, el programa puede solicitar una Evaluación del nivel de estrellas para determinar una nueva certificación del nivel de estrellas. Las evaluaciones del nivel de estrellas se realizan por acuerdo mutuo entre el programa de Texas Rising Star y la junta que corresponde y se pueden realizar en cualquier momento. Las evaluaciones del nivel de estrellas son evaluaciones completas de todos los salones de clase, categorías y mediciones pertinentes.

Debido a que la evaluación del nivel de estrellas es una evaluación completa, el ciclo de recertificación de tres años se reajusta a la fecha de la Evaluación del nivel de estrellas (es decir, la fecha de la Evaluación Inicial ya no se utilizará para determinar la fecha de recertificación) sin importar el estatus del nivel de estrellas resultante de la evaluación del nivel de estrellas.

Observación: Los programas con acreditación nacional puede solicitar una evaluación del nivel de estrellas que incluirá evaluar las Categorías 2 y 4 en todos los salones de clase.

 

Revaluación de categoría

Después de cualquier evaluación completa, los programas pueden solicitar, dentro de los 30 días de la fecha de entrada en vigencia de la certificación de Texas Rising Star, que se realice una revaluación de no más de dos de las categorías con las calificaciones más bajas del programa sin requerir una revaluación de las demás categorías. Si un programa que solicita una revaluación de la o las categorías con calificaciones más bajas tuvo un cambio de director/a o personal dentro de los tres meses, entonces también se debe volver a evaluar la Categoría 1– Requisitos de formación para el director/a y el personal. Las revaluaciones para programas bajo esta disposición serán completadas dentro de los 60 días del pedido. Se puede pedir una sola revaluación de categoría por cada evaluación completa.

Los programas de Texas Rising Star con acreditación nacional pueden solicitar una revaluación de categoría siguiendo los mismos protocolos detallados antes; sin embargo, solo una categoría se escoge para revaluación, o la categoría 2 o la 4. Los cambios de director o personal no requieren de evaluación de la Categoría 1—Requisitos de formación para director/a y el personal para los programas con acreditación nacional.

Observación: Un programa de Texas Rising Star que está en un periodo de prueba de Texas Rising Star o tuvo pérdida de nivel de estrellas debido a infracciones de licencia no es elegible para recibir una revaluación de categoría.

 

Cambios en la instalación

Hay diversos tipos de cambios que un programa puede atravesar mientras tiene la certificación de Texas Rising Star. Estos cambios pueden afectar el tipo de atención que provee que requiera de una medida de la junta y/o evaluador.

Ampliación de la instalación

Las ampliaciones a una instalación se definen como una instalación que sigue funcionando en una ubicación existente con los salones de clase existentes y los grupos etarios que atiende, mientras el dueño/programa abre una nueva instalación dentro de la misma ciudad, código postal o condado para ampliar o agregar salones de clase o grupos etarios atendidos.

División de una instalación

Las divisiones de instalaciones se definen como una instalación que sigue funcionando en una ubicación existente mientras que el dueño/programa abre una instalación adicional dentro de la misma ciudad, código postal o condado y traslada a un subgrupo del personal y de los niños que atiende a la nueva instalación. Una división de instalación también incluye una modificación de la estructura de salones de clases y de personal actual.

Tanto las ampliaciones como las divisiones de instalaciones incluyen establecer un nuevo director/a en la instalación existente o nueva. A efectos de otorgamiento de licencia, CCR considera que tanto las ampliaciones como las divisiones de instalaciones son nuevas instalaciones y requieren de una nueva licencia permanente. Bajo Texas Rising Star, las ampliaciones y divisiones de instalaciones requieren que los programas soliciten una revisión del estatus de certificación del programa. El historial de la licencia para la certificación se basará en el monitoreo de CCR realizado mientras la instalación funcionaba bajo la licencia inicial. La necesidad de evaluación y observación se basará en el tipo y el grado de los cambios en la instalación, según los determinare el evaluador usando la Rúbrica para cambios en una instalación de la sección 5 de las directrices.

Mudanza de una instalación

Las mudanzas de instalaciones se definen como una instalación que cierra y se reubica en una nueva ubicación dentro de la misma ciudad, código postal o condado donde el programa opera actualmente. Una mudanza de instalación no altera la composición vigente de director o personal pero puede incluir aumentar la capacidad o los grupos etarios atendidos.

Cambio de tipo de instalación

Los cambios del tipo de una instalación se definen como un programa que cambia el tipo de una instalación (por ejemplo, cambia de hogar de cuidado infantil registrado a hogar de cuidado infantil con licencia). Un cambio del tipo de instalación no altera la composición vigente de director/a o personal y puede incluir aumentar la capacidad o los grupos etarios atendidos.

Cambios de dueño de la instalación

Los cambios de dueño de una instalación se definen como un programa que cambia de dueños, lo que puede alterar la composición actual del personal o las políticas y procedimientos vigentes.

Cuando una instalación incurre en uno de los cambios a la instalación indicados antes, debe iniciar una nueva solicitud de instalación para CCR y obtener un nuevo número de licencia de CCR. Una instalación puede o no trasladar su historial de 12 meses de licencias a su nuevo número de licencia.

Un programa de Texas Rising Star que tiene alguno de estos cambios (ampliación, divisiones, tipo de instalación, cambio de dueño o se muda a una nueva ubicación dentro de la misma ciudad, código postal o condado donde el programa opera actualmente) retendrá su nivel de estrellas durante la mudanza o el cambio. El programa atravesará una revaluación de Texas Rising Star según la Rúbrica para cambios en una instalación dentro del periodo inicial de tres meses desde la fecha de expedición del nuevo permiso de CCR asociado con la mudanza o el cambio.

El nuevo nivel de estrellas de Texas Rising Star del programa se basará en los resultados de la revaluación. El programa debe tener un permiso completo (permanente) de CCR pero no tiene que tener un historial de 12 meses en esta situación. El historial de CCR que está disponible bajo el permiso antes del cambio será utilizado cuando se complete la Forma de análisis de Texas Rising Star para estas evaluaciones.

Reconsideración

La regla §809.135 del Capítulo 809 de Servicios de cuidado infantil de la TWC requiere que las juntas garanticen un proceso para reconsideración de la evaluación de una instalación al nivel de la junta porque el programa de Texas Rising Star no está sujeto a las reglas del Capítulo 823 de reclamos integrados, audiencias y apelaciones de la TWC.

Un programa que opine que la evaluación fue imprecisa o realizada con parcialidad puede solicitar una reconsideración. El proceso de reconsideración puede incluir coordinar una segunda evaluación con el mismo evaluador, una segunda visita con dos evaluadores o una evaluación con un evaluador diferente. La reconsideración también puede incluir una revaluación de una categoría y/o medición específica según lo solicite el programa. Las juntas también pueden coordinar con otros evaluadores de la junta una segunda revisión de la evaluación del programa. Adicionalmente, en respuesta al pedido de reconsideración de un programa, la junta puede poner a disposición servicios de mentor adicionales para ayudar al programa a cumplir con los estándares de Texas Rising Star.

Las juntas deben dar a conocer las políticas al programa referentes al proceso de reconsideración, las restricciones temporales sobre el pedido de reconsideración, la cantidad de reconsideraciones permitidas y los elementos elegibles para reconsideración. Las políticas de reconsideración pueden variar según cada junta.